BIENVENIDA

Bienvenidos a mi Blogs, y gracias por su visita

16 enero 2011

PARQUE DE LOS BARONES DE SANGARREN

Un barranco, un muladar, un estercolero, unía la carretera y la calle Industria. Unas de las primeras obras, que afrontó la Corporación  Municipal, cuando mi padre era Alcalde.

Las fotografías de su construcción lo reflejan. Ha tenido varias etapas; una época de frondosos eucaliptos, que refrescaban ese paraje.

Luego se buscó una jardinería más recogida y recortada; menos arbolado y más plantas de jardín menos bosque.

De noche es muy bonito recorrerlo, y mirar hacia la calle Industria y desde arriba, al Ruedo, con las lucecitas de los coches de  la General, Jabalquinto, Linares y todas las Sierras que nos rodean.

Con lluvia ya es maravilloso el paseo, silencio, reflejos, ramas que se quiebran al pasar, espejos en el suelo y reflejos en el cielo. Soledad, intimidad, serenidad.

Es una pena autentica, un atentado a nuestras cosas, que cada día van quedando menos, la desaparición del pozo. Cuánta agua derramó entre los vecinos, a cuantos sirvió y no hubo sensibilidad para salvarlo, mantenerlo como una de nuestras joyas.

No nos damos  cuenta, no pensamos en los demás, en los que nos seguirán, el el futuro que es tan inmediato, en este mundo de carreras y sobresaltos.

Lo recuerdo, como en la foto, con su caballería, y las aguaderas con los cantaros; con la muchacha, fuerte y guapa, con el cántaro a la cadera.

No estorbaba para nada, era bonito al subir por la carretera o desde la Serna. Mi recuerdo y mi reproche para quienes no supieron, o no quisieron mantenerlo.

DMC.

1 comentario:

Anna dijo...

No estorbaba para nada, era bonito al subir por la carretera o desde la Serna. Mi recuerdo y mi reproche para quienes no supieron, o no quisieron mantenerlo.Totalmente de acuerdo contigo, es una verdadera pena, que desaparezcan, los simbolos de nuestra identidad
Un saludo
Nana